Es muy aconsejable revisar las condiciones de la hipoteca, pues cabe la posibilidad de que tenga cláusulas abusivas que podrían ser declaradas nulas, y en el mejor de los casos, puede conseguir que le devuelvan los intereses que ha ido pagando “irregularmente” fruto de estas condiciones, como decíamos, abusivas.

¿Qué es el suelo hipotecario?

Muchas veces hemos escuchado por televisión y en otros medios de comunicación, en la cafetería del trabajo, o en el autobús, palabras y expresiones del tipo “cláusula suelo”, “Euribor”, “suelo hipotecario”, “tipos de interés”…; todo ello hace referencia a la nomenclatura utilizada en las transacciones bancarias a la hora de solicitar y conceder una hipoteca o préstamo de cualquier tipo.

Cuando hablamos de suelo hipotecario, estamos haciendo referencia a ese tipo de interés mínimo aplicado a algunas hipotecas (no todas tienen este tipo de condiciones), por el que el usuario del préstamo bancario nunca se beneficiará de las grandes bajadas generales de los tipos de interés (aquellas que estén por debajo del mínimo que hemos contratado). Por ejemplo, pongamos que cuando contratamos nuestra hipoteca, el Euribor se situaba en el 4% y teníamos un diferencial de 0,65%. Si tenemos un suelo hipotecario del 3%, aunque el interés mencionado bajara hasta el 1,5%, nosotros no nos beneficiaríamos del mismo; seguiríamos pagando a un interés mínimo del 3% más diferencial de 0,65%.

 

¿Cómo puedo saber si mi hipoteca tiene contratada una cláusula suelo?

Reconozcámoslo, muchas veces se nos escapan estos detalles específicos y firmamos nuestros préstamos e hipotecas sin entender algunos de los entresijos que “esconden” este tipo de contratos. Si no tenemos ni idea y queremos saber si nos han “vendido” una cláusula de este tipo, tendremos que revisar la escritura del préstamo hipotecario que hemos firmado con el banco y buscar alguna cláusula o condición en la que se indique algo así como que “el interés no puede ser inferior a X o superior a Y”; además, pueden haberlo llamarlolímite a la variabilidad del tipo de interés o algo similar. Si tienes  dudas, puede consultarlo con nosotros, reservando una consulta GRATUITA en el número de teléfono 927 53 54 94, o escribiéndonos al email info@lawde.es

 

¿Cuándo podemos considerar abusiva una cláusula suelo?

Recuerda que no todas las cláusulas suelo pueden reclamarse como nulas, solo aquellas que pueden ser consideradas como abusivas.

Podrá reclamarse legalmente la nulidad de dichas cláusulas por varios motivos; por un lado, el hecho de tener una cláusula suelo que no lleve aparejada su correspondiente cláusula techo, ya se considera abusivo. También el que la cláusula techo, en caso de existir, conlleve un interés demasiado alto, puede ser motivo para declarar nula una cláusula suelo.

Ten en cuenta que las cláusulas suelo y techo están creadas para dar cierta estabilidad al hipotecado, puesto que lo protege de un posible aumento descontrolado en los tipos de interés, estipulando un máximo, y a cambio, le exige también un mínimo establecido, impidiendo beneficiarse de las grandes bajadas. En definitiva, le da seguridad. Pero si este tipo de cláusulas se manipulan para el beneficio de la Entidad Bancaria, entonces nos encontramos ante un abuso que puede llegar a anularlas.

Además, podemos encontrar otros motivos para lograr la nulidad de nuestras cláusulas suelo, como por ejemplo, que la misma no se haya firmado expresamente o que en las condiciones firmadas no quede expresado claramente el interés mínimo al que se somete la hipoteca (suelo hipotecario).