QUIENES SOMOS:

“El prestigio y la excelencia de una firma jurídica radica en que el cliente se sienta parte de ella”. Ángel Muñoz Arroyo  (CEO – Socio Fundador)

LAWDE nace con un marcado carácter de expansión, basando nuestras líneas de actuación en:

  • Excelencia en la atención al cliente, confianza y cercanía.
  • La aplicación de las tecnologías forma una parte elemental dentro de nuestro trabajo, contando con numerosos programas y equipos que facilitan la eficacia y celeridad en los resultados.
  • Ramificación por materias, permitiendo que nuestros profesionales sean especialistas en sus áreas de trabajo, contando en la actualidad con expertos en Mercantil, Civil, Administrativo, Procesal, Laboral, Fiscal y Penal.
  • Servicios integrales, ofrecemos soluciones a cualquier cuestión que pudiera surgir dentro del ámbito de la empresa.
  • Formación continua de nuestros profesionales.
  • Trabajo en equipo.
  • Máximo nivel de profesionalidad.
  • Compromiso con el cliente, la obtención de un resultado satisfactorio para el cliente es

Conscientes de la coyuntura económica, ofrecemos a nuestros clientes grandes facilidades pago, financiación a medida, importantes descuentos, consultas gratuitas…

¡Hacemos nuestros sus problemas para que juntos encontremos una solución!

PROYECTO:

“El futuro tiene muchos nombre, para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos, lo desconocido, para los valientes es la oportunidad”. Víctor Hugo. Poeta y escritor Francés.

Lawde Abogados, en su constante búsqueda de la excelencia y vanguardia del Derecho, ha creado un nuevo concepto de despacho jurídico actual, cercano y de confianza, proporcionando a sus clientes la máxima protección en todas las áreas que puedan surgir tanto en su actividad empresarial como en su esfera personal.

La firma, está formada por un conglomerado, cada vez más numeroso, de profesionales de ámbito legal, financiero y empresarial, con un carácter joven y dinámico en constante evolución, adaptándose a los continuos cambios de la Legislación vigente, pretendiendo llegar a la total cobertura jurídica.

Suponiendo para sus clientes una experiencia multidisciplinar gracias a la diversidad de actividades que engloba, ofreciendo en un futuro muy cercano los servicios de auditoría mercantil y financiera.

Decálogo del Abogado:

Estudia. El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado.

Piensa. El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.

Trabaja. La abogacía es una dura fatiga pues está al servicio de la Justicia.

Lucha. Tu deber es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha siempre por la justicia.

Sé leal. Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú le dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas. Intenta ser leal con todo el mundo y todo el mundo intentará ser leal contigo.

Tolera. Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.

Ten paciencia. El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.

Ten fe. Ten fe en el Derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la Justicia, como destino normal del Derecho; en la Paz, como sustituto bondadoso de la Justicia; y sobre todo, ten fe en la Libertad, sin la cual no hay Derecho, Justicia, ni Paz.

Olvida. La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.

Ama a tu profesión. Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado.